El hijo del Divorcio – Carta a padres divorciados

El hijo del Divorcio – Carta a padres divorciados.

Desgarradora es esta carta de un hijo a sus padres. Hay frases tan sencillamente brutales que lo único que merecen es el entrecomillado y/o ser resaltadas en negrita.

  • Mi corazón se rompe cada vez que tengo que renunciar a un padre.
  • Mi sentido de la seguridad está perdido.
  • Por favor, no asumáis que soy resistente.
  • Soy un ser humano como vosotros y con necesidades como vosotros.
  • Necesito amor, atención, educación, estabilidad, consistencia, afecto, entendimiento, paciencia… y sobre todo ser querido.
  • Algún día este shock inicial se disipará, pero el cómo eligieron ser mis padres a través de esta crisis jamás se disipará.
  • Las cosas buenas le pasan a la gente buena…yo debo haber sido malo.

Me rompe el corazón que pueda haber un niño, sólo un niño en todo el mundo, que pueda llegar a sentirse así. Cada vez estoy más convencido de que no sólo puede hacerse de otro modo, sino que debe ser OBLIGATORIO hacerlo de otro modo.

Las relaciones humanas son complicadas y donde hoy hay amor, mañana puede haber odio… o al menos resentimiento. ¿Pero qué culpa de nada tienen nuestros hijos?. El Derecho, así con mayúsculas, nos ayuda a que se restablezcan condiciones de normalidad (al menos jurídica) y de igualdad. Que dos personas no se caigan bien o ya no se amen no es jurídicamente relevante. Y si no se respetan, o no se ponen de acuerdo a la hora de repartir su casa y el resto de sus bienes, en mi opinión, me da absolutamente igual que se enzarcen en una infinita batalla en la que ellos dos irremediablemente pierden, y sólo un factor de la ecuación gana… el abogado.

Los que me conocen personalmente saben que defiendo la libertad de honorarios, y me parece perfectamente lícito que un abogado le saque los intestinos a su cliente con tal que dañar a la otra parte. Chapó por él y por su cuenta corriente. Pero si hay niños…

Siempre propongo cuando hay una pareja en conflicto y no son capaces de digerir las negociaciones para llegar a un acuerdo justo para ambos que separemos las dos realidades de su divorcio. Lo material… que en el orden de importancia puede alcanzar cotas muy altas, y lo humano… que en muchas ocasiones dejamos como secundario, cuando es lo más importante de todo.

¿Y si jurídicamente nos preocupamos por nuestro Mayor Patrimonio y dejamos nuestro patrimonio y su división para después?.

Gracias Hijo del Divorcio

Leave a comment

Hey, so you decided to leave a comment! That's great. Just fill in the required fields and hit submit. Note that your comment will need to be reviewed before its published.